Historia del cómic. Superman

su

En 1933, Jerry Siegel y Joe Shuster, un par de amigos de Cleveland, tuvieron la primera idea de Superman: un villano. Sí, su identidad era Bill Dunn, un hombre común y corriente a quien un científico calvo (la idea de Lex Luthor ya se asomaba) llamado Profesor Smalley, le ofreció los poderes de un dios. Lo dibujaron, pero no pasó nada. Cero éxito. Le dieron vueltas a la idea por varios años, pero no fue hasta que una noche (cuenta la leyenda) a Siegel le vino la inspiración, dijo ¡tate!, y definió las bases del personaje. Así, Superman fue redefinido como el último sobreviviente de un planeta lejano, que llega a la Tierra a hacer el bien. Al día siguiente, mientras Shuster boceteaba, Siegel (que la tenía clarita) le sugirió la S en el pecho, una capa y colores fuertes. Superman ya tenía forma. Así, hizo su estreno en la revista Action Comics Nº1, en junio de 1938.

 

El último hijo de Kriptón

Kryptón, un planeta que orbita a un sol rojo, está siendo azotado por constantes terremotos y está a punto de estallar. Eso lo descubre Jor-El, un eminente científico, pero cuando da la alerta, lo acusan de hereje y le prohíben hacer que “panda el cúnico”. Sólo puede hacer lo posible por salvar a su hijo, enviándolo en una pequeña nave a un planeta que fuera habitable para él.

Y más que habitable. Jor-El, como científico seco que era, sabía que bajo un sol amarillo las células serían unas verdaderas baterías, haciendo que Kal-El adquiriera habilidades superiores.

Aterrizaje en Smallville

Luego de viajar por el espacio, la nave cae en Kansas, específicamente en Smallville.Martha y Jonathan Kent (pareja que no había podido tener hijos) descubren esta nave estrellada, dentro de la que viene un pequeño niño envuelto con un manto con laS que posteriormente sería el símbolo de Superman. Llevan la nave a su establo e inscriben al niño encontrado como Clark Kent. Los Kent lo criaron y le dieron la base moral que sostiene al personaje, su sentido de la responsabilidad y los marcados valores que hacen que Superman sea Superman. En Smallville pasó toda su juventud, donde conoció a su primer amor, Lana Lang, y fue compañero de colegio con un joven Lex Luthor (aunque casi ni se toparon). Un día, en el establo, Clark logra encender una parte de su nave, y se le proyecta un asombroso mensaje holográfico, que le mostraba su ya extinto planeta, y a su gente vistiendo trajes con el símbolo de la manta en que él llegó envuelto. Ahí supo que era el último hijo de Kriptón y que portando aquel ícono, protegería el mundo al que había llegado.

Metropolis, la ciudad donde Superman se completa

 

Cuando Clark decide dejar el nido, va a un lugar completamente opuesto a Smallville: Metropolis. En esta megaurbe, encuentra trabajo como periodista en el Daily Planet, lugar en el que conoce a su jefe, Perry White, su amigo fotógrafo, el joven Jimmy Olsen, y por cierto, al amor de su vida, Lois Lane. Ella es una chica de armas tomar, súper profesional y arriesgada a la hora de conseguir una noticia. De hecho Clark, años antes y en el anonimato, ya la había salvado, por lo que la aparición de un nuevo héroe anónimo en Metrópolis la tenía intrigada. Pero el destino quería que estuvieran juntos, así que Superman, con traje y todo, hace su primera aparición para salvar a Lois Lane de un accidente en helicóptero. Ella da la primicia al día siguiente y lo bautiza  .

Lois Lane siempre ha estado entre Superman y Clark Kent, formándose este clásico triángulo que en realidad deja de ser tal, cuando Superman decide mostrarle a Lois Lane su verdadero disfraz: Clark Kent. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.